martes, 18 de abril de 2017

Tokyo Ghoul: primera temporada

Hace unas semanas os hablaba del gul y de cómo introducirlo en vuestras historias y hoy he decidido hablar de una de las series que lo utilizan como figura base.

Es un comentario que me ha costado hacer porque resulta ser una serie que me provoca sentimientos encontrados: por un lado tiene algunas cosas por las que merece la pena echar un rato y mirarte al menos la primera temporada; por otro, en otros aspectos es tan sumamente mala que entenderé si alguien no es capaz de terminar de verla o no pasar de los primeros episodios. El motivo, que os lo explicaré al final, puede ser que no os sorprenda mucho...

Imagen que aparece en el ending de la serie. Captura propia


Sinopsis


Kaneki es un estudiante universitario amante de los libros con una vida normal y corriente que se ve truncada cuando conoce a Rize, una ghoul que le ataca y casi acaba con su vida. Sin embargo, será salvado cuando un médico decida trasplantarle los órganos de ésta, transformándolo así en un ghoul.

La serie hará entonces un seguimiento de lo que será su vida a partir de ahora, luchando por aceptarse a sí mismo y por hacerse un hueco en un mundo que es especialmente hostil.

Así de primeras os puede resultar interesante y lo cierto es que la idea base de la historia es muy buena. Estamos hablando del Tokyo del siglo XXI, un chico como puede ser cualquiera de vosotros y un mundo normal corriente en el que sin embargo, existen y conviven con los demás, sin saberlo, unos seres que se alimentan de carne humana: los ghouls.

Por desgracia, la serie falla en lo más importante y lo que como digo, es posible que haga que dejéis la serie: la narrativa.

Procuraré contar el mínimo de cosas de la serie y que a ser posible, procuraré “esconder” con texto invisible lo que sean spoilers y avisando debidamente. 


El arte de contar mal las historias


Esta serie peca lo que muchas otras que se hacen últimamente y es el tener unos primeros capítulos o incluso una primera temporada de lujo y después encontrarte con que quiénes están detrás son incapaces de seguir manteniendo el mismo nivel durante la serie entera. La suerte es que Tokyo Ghoul va cometiendo pequeños errores desde el inicio y por eso te puedes mantener alerta... y no te sorprende el devenir de la serie a partir del capítulo 5-6.

Esto se debe a la forma en que estructuran los capítulos, que utilizan un recurso que no suele ser habitual en el anime, al menos no como herramienta principal narrativa y que si se usa, creo que se utiliza mejor.

La idea que tienen en esta serie es la de dividir cada capítulo en muchas escenas sueltas, que rara vez llegan a conformar una sola secuencia, pero que por lo general, están mal conectadas, no suelen tener nada que ver unas escenas con otras y muchas veces empiezan y acaban de forma abrupta.
Se nota bastante en los primeros capítulos pero no afectan demasiado a la historia porque acaban de empezar y en principio, no manejan demasiada información. Diferente es cuando la historia arranca y empiezan a aparecer más personajes y a introducir tramas secundarias, creando un caos que luego no son capaces de resolver.

Es el principal motivo por el que la calidad de Tokyo Ghoul no sea la que debiera. Porque lo peor es que sabes que la historia podría haber dado mucho de sí, no con algo diferente y original, pero sí con algo que mereciera mucho la pena.

En cuanto a la misma en sí, se puede adivinar al menos un intento de estructura de tres actos: una presentación de... mundo, normas y algunos personajes; un acto intermedio donde un hecho concreto funciona como desencadenante para lo que sucede en el último acto; o lo que se supone que es el último acto -segunda mitad de temporada- ya que como he dicho, no resuelven nada, si no que plantean más problemas y conflictos de cara a la segunda temporada. Es decir, es como si segundo acto se alargara hasta el final...


Los personajes como hilos conductores


Es uno de los puntos fuertes de la serie. No sólo porque están bien definidos, incluso aunque salen poco, si no porque funcionan como vehículo de la trama. Cuando digo esto, no me refiero a la obviedad de que las historias las mueven los personajes, si no sobre todo -también- a que a diferencia de los shonen clásicos, lo que hace especial  Tokyo Ghoul es todo aquello que no tenga que ver con la acción. Con las hostias entre unos y otros. De hecho, la mayoría de escenas de acción son bastante olvidables y las más pasables acaban teniendo como objetivo definirte algo de un determinado personaje.

Es decir, lo fácil habría sido ser como muchos shonen típicos y hacer lo posible, desde primera hora, para forzar a Kaneki a aceptar su lado ghoul, que entrenase sus "poderes" y buscar la manera de vengarse por lo de Rize o enfrentar a los ghouls que actúen como ella, como una especie de justiciero, o...

Bueno, siendo sincera, es justo algo así por el estilo lo que hacen en la segunda temporada. De hecho se marcan una "narutada" de la leche y el resultado es... ehm... 

Pero no, en la primera temporada no hacen nada de esto. Tampoco es que innoven demasiado y los temas que tratan y los conflictos que plantean os resulten muy típicos pero... al menos al principio, lo saben presentar bien. 

El tema principal entonces, de esta primera temporada, son las relaciones entre las personas, tratado desde el punto de vista ghoul y desde el punto de vista humano. Para concretar más, hablan de las relaciones entre ghouls por un lado, en las que hay distintos niveles que llegaremos a conocer a través de Kaneki; y las de humanos y ghouls, donde también conoceremos distintos niveles, con la diferencia de que es en este punto donde se profundiza más ya que es aquí donde nacen los conflictos y los problemas. Son de humanos de quienes se tienen que alimentar -ya detallaré luego cómo lidian con eso- pero muchos ghouls prefieren mantener oculta su naturaleza y desean aprender a convivir en paz, e incluso llevar una vida normal que conlleva entablar relaciones personales con esos humanos que, de descubrir su secreto, deberían de matarlo. Deberían. Otra cosa es lo que luego sucede porque aunque a priori, como he dicho, es el tema más recurrente para este tipo de historias, es el que se sirve para plantear los diferentes conflictos morales que van teniendo cada uno de los personajes.

En segundo lugar, en escala de relevancia, tenemos el desarrollo de Kaneki como personaje protagonista. Ya de por sí casi todo lo vemos a través de sus ojos, de su vivencia como ghoul recién convertido: cómo es el barrio dónde vive, qué es y para que sirve el Anteiku (además de ser cafetería), la vida que llevan los ghouls que se dejan caer por allí... Pero también iremos viendo cómo él, un chico que podríamos definir como buenazo-casi-tonto, debe de aceptar una naturaleza que choca de lleno a lo que es él: una naturaleza que lo empuja a asesinar para poder comer o a usar su poder para poder protegerse. 

Debo de confesar que así, os lo he puesto muy bonito, pero es que quería sacar todo lo bueno que tiene la serie, que es esto. Lo malo, es que todo esto se va diluyendo cada vez más con los pasos de los capítulos a partir del 5 o el 6, tras el suceso disparador que precisamente manda todo lo que he contado al carajo. Ni más ni menos porque es algo metido con calzador, que no es coherente además con los personajes que intervienen y que hace que la balanza se incline hacia el lado equivocado: crear un conflicto entre humanos y ghouls a través de una organización irresponsable y un grupo organizado de ghouls que si os recuerda al Akatsuki de Naruto pues mira, no os culparé...

Akat... digoo, los de Aogiri
Sí, es partir de ahí que empiezan a aparecer personajes a mansalva y a meter tramas secundarias que desde luego no sirven más que para entorpecer la historia y no resolver o dejarlo en vías en resolución aquellos que ha ido planteando al principio. 

Psicología y metáfora: el valor de una buena animación


A todo lo que acabo de contar sobre los personajes y los temas de la historia, ayuda mucho en bastantes ocasiones el hecho de que se explote bien el aspecto psicológico de los personajes, tanto en su carácter como en las vivencias a las que lo someten. 

Con lo primero me refiero a que encontraréis algunos personajes con lo que es posible que penséis que les falta un tornillo u os den ganas de hostiar. Por supuesto, es algo que a mí me parece maravilloso porque aunque son personajes que no explotan tanto como debería, se salen de lo habitual, no se definen por ser buenos o malos (tienen muchos grises) y eso da riqueza a la historia aunque solo sea a ratos. 

Tsukiyama es el que más ganas tendréis de matar pero como personaje
es de lo mejorcito que tiene la serie
 
Por otro lado tenemos en esta serie un caso de expresividad muy poco propia del anime japonés. No se da en toda la temporada, adivinad en qué momento deja de tener tan buena calidad... Sí, sirve precisamente como referente para saber en qué momento la serie empezará a decaer de verás. 

¿Para qué sirve esta expresividad? Para enriquecer de forma impresionante los momentos de tensión de la serie, viéndose en su máximo expresión -nunca mejor dicho- en dos momentos concretos: todo el segundo episodio, en el que Kaneki está lidiando con su hambre ghoul pues se niega a comer carne humana y casi todo el último capítulo -también parte del penúltimo- en el que él será brutalmente torturado por el ghoul que llaman Jason...siendo justo el único momento en el que la calidad de la animación vuelve a sus derroteros iniciales. 

La verdad es que es algo de lo que me he dado cuenta en la revisión de la temporada porque se basa sobre todo en los detalles. Me gustó la primera vez que lo vi porque no escatiman en nada -no se censuran demasiado- y son de las pocas veces en las que la narración es perfecta. Son capaces de transmitirte el sufrimiento que está pasando Kaneki en cada momento: el nerviosismo que siente y la más absoluta desesperación. 

  

Más allá de esto, podréis encontrar alguna escena suelta, algún primer plano con una calidad similar pero por lo general, bajará al de una animación corriente o incluso de baja calidad. 

 

Luego además, algunas situaciones son aderezadas por imágenes o situaciones metafóricas. Seguramente haya más de las que yo he visto pero la más importante es la que sirven para definir experiencias ghoul como algo sexual, dándonos escenas como éstas de los dos primeros capítulos, cuando lo han operado ya y cuando está a punto de sucumbir al hambre:

 

Así de primeras, crean un paralelismo con la edad de Kaneki, con el hecho de que pareciese su primera cita y la sensación de que Rize parece más mayor que él. Sin embargo, la carga sexual va realmente por otros derroteros y es fácil adivinarlo con las primeras escenas del primer capítulo en el que vemos a Rize rodeada de cadáveres:

No por nada se la suele conocer como La Glotona...

Otro momento similar sucede con Tsukiyama, con el olor de la sangre de Kaneki -después hablaré de esto,- que al parecer huele bien hasta niveles también orgásmicos y bueno... sólo quiere comérselo a toda costa.

¿He dicho ya que se le va mucho?
A todo esto también tiene apodo: El Gourmet

De seguro hay más y de hecho con Rize juegan bastante en el capítulo final en las escenas que considero más innecesarias de toda la serie, por no hablar de que introducen aspectos del personaje de Kaneki que poco o nada tienen que ver con lo que éste ha sido capítulo tras capítulo.

Los ghouls y el CCG: características, fortaleza y debilidades.


Y aquí llega lo que probablemente os interese más de la serie. De hecho en lo que a los ghouls se refiere tengamos lo más estable de la historia, al menos durante la primera temporada. Diferentes ocurre con la Comisión de Contramedidas Ghoul, que aunque al principio parecen ser el principal peligro de la historia, se acaban perdiendo como con todo lo demás.

Entre el ghoul clásico y el moderno


Por lo que he ido comentando hasta ahora, os hacéis una idea de algunos de los rasgos que tienen los ghouls en esta historia: el hambre y el tener que comer carne humana. 

Para ser exactos, la base de este ghoul es la del gul clásico: no es un muerto viviente, sino alguien que podríamos llamar monstruos -se los trata así de hecho- que se alimentan de seres humanos. Ahora bien, a partir de aquí tenemos una serie de rasgos definitorios donde podemos encontrar otros rasgos del gul posterior:

-Las víctimas pueden estar tanto vivas como muertas: aparte de morder a personas que están vivas -como se ve con el propio Kaneki-y a ghouls rodeado de cadáveres, como es el caso de Rize antes, hay otras posibilidades: ghouls mordiendo a otros ghouls o humanos sin llegar a matarlos, o ghouls que se alimentan de cadáveres de personas que al menos llevan un tiempo muertas. Y con esto me refiero a que no las matan: vemos en los primeros capítulos que en el Anteiku se dedican a recogerlos de un lugar donde la gente se suicida. Es la manera que tienen de alimentar a compañeros que no saben o no quieren salir a cazar.

-Alimentación (o formas de saciar el hambre): en un determinado momento se dice que un ghoul se basta de un solo cadáver para que durante un mes más o menos no sienta necesidad de comer. Además de la carne, suelen beber café muy a menudo para mitigar esa sensación, que en ocasiones complementan con terrones de azúcar del que no detallan qué ingredientes tienen.

-¿La sangre como alimento?: como comentaba antes, la sangre sirve al menos como excitante para algunos ghouls. Le dan muchas vueltas al tema con Tsukiyama y el olor de la sangre de Kaneki, pero nunca llega a verse claramente si se la beben también.

-Son casi inmortales: o lo que viene a ser que no mueren con facilidad. Tienen una alta resistencia a la mayoría de daños, estos deben ser causados por otro ghoul o por armas  hechos con materiales muy específicos, pero sólo se ve que mueren al ser devorados por un ghoul o convertidos en quinqué por el CCG. Luego cuento qué es.

-Rechazo a la comida humana: es algo en lo que indagan con Kaneki especialmente, pues es la manera que tiene de notar que ha pasado algo cuando de un día para otro, después de la operación, es incapaz de probar bocado y todo le sabe a rayos. Su aparato digestivo deja de aceptar comida que no sea carne humana. ¿Significa que no pueden comer otra cosa? Como poder pueden y de hecho suelen fingir que comen como los demás en pos de la convivencia pero no suele ser recomendable tragar esa comida ya que suele hacer que el ghoul enferme. E incluso que pueda morir.

Aparte de todo esto, tenemos un par de características más que sirven para su aspecto más... bélico

-El kakugan: es el nombre que toma el cambio que sufren los ojos cuando digamos, se transforman en ghoul, ya que por lo general tienen un aspecto humano. Ahora bien, más allá de eso, no tengo claro si les dota de alguna facultad específica más allá de que los puedan identificar como ghoul. Kaneki de hecho suele cubrirse su ojo ya que ni tiene control con su aparición.

-El kagune: se trata del “arma” principal de los ghoul. La verdad es que no sabría bien cómo describirla así que prefiero dejaros algunas capturas

  
 

Es que dependiendo del ghoul, su naturaleza y su función es diferente. Es simplemente como un miembro más de su cuerpo que hacen surgir a voluntad para atacar a otros o defenderse. Es de esta manera como se pueden hacer daño los unos a los otros pero como dije antes, no pueden matarse los unos a los otros.

Además, es esto lo que utilizan los del CCG para hacer sus quinqué...

La CCG: la organización especial anti-ghoul


Los ghouls los conocen como portamaletas o como palomas y su función es la de investigar, enfrentar y matar, si es necesario, a los ghouls que causen problemas. Es decir, aunque por el temor que se les tiene parecieran que quieren aniquilarlos a todos sin más, lo que se ve en el anime es que siempre entran en acción cuando un determinado ghoul ha causado un alboroto o ha hecho algo que está fuera de las normas. La aparición de los primeros agentes, Mado y Amon, se debe precisamente a la carnicería que ha hecho Rize en el primer capítulo y la aparente relación con otro ghoul al que consideran -ambos- de clase S, Jason. Porque sí, ellos tienen fichados y clasificados a un buen número de ghouls, con lo que si realmente quisieran matarlos a todos, lo podrían hacer. Otra cosa son los métodos que puedan utilizar para llevar a cabo su labor...

Esto es importante porque es el motivo por el que muchos ghouls se esfuerzan en llevar una vida normal, sin llamar la atención, y a ser posible sin que ningún ser humano sepa lo que son. Es el motivo por los que los del Anteiku entran en pánico cuando se enteran que hay dos palomas en el distrito donde hacen vida.

Y es el motivo por el que la historia se viene abajo rápidamente


Hablaba en el primer apartado de una organización irresponsable y me refería a ésta. Al menos tal y como lo plantean.

Intentando no revelar demasiado qué es lo que sucede, digamos que rompen con todo lo que acabo de decir y matan a un ghoul porque sí, sin motivo aparente, salvo el que se le apeteciera a Mado, y que no sirve más que para hacer avanzar la historia a la fuerza, provocando un conflicto que encuentro innecesario, peligroso y como dije, irresponsable. Es cierto que Mado aparece como un personaje nada piadoso, cruel y excéntrico, pero no te parece el tipo de persona que haga algo así: es de hecho uno de los mejores investigadores del CCG, no lo creo que lo fuera por matar ghouls con esa alegría.
O a lo mejor sí porque pese a todo lo que va sucediendo, dentro del CCG sus actos no tienen consecuencias, ni es sancionado aunque sea verbalmente. Más bien parece justificarlo...

Para lo único que valen esos episodios es para saber qué es y cómo hacen sus armas, los quinqués. No sale el proceso completo, pero sí vemos que una vez han machado a un ghoul, arrancan su kagune que luego aparece transformado en el arma que el investigador utilizar para atacar o defenderse de otros ghouls:

El ghoul con su kagune...
...y Mado con su nuevo quinqué...
Es algo que me gusta mucho porque no suele ser una solución que se utilice mucho en ficción, al menos en los shonen. Se suele optar por el ser humano que muere fácilmente en manos del ser sobrenatural y que sea un Elegido, con poderes o facultades sobrenaturales el que enfrente a los otros seres. En Tokyo Ghoul se opta por dotar a los humanos (si no a todos, al menos a algunos de ellos) de las herramientas necesarias para enfrentarlos, algo que seguramente han conseguido a través de la investigación científica.

No inventes historias si no sabes


Mi último apunte a la historia va a ser el por qué el anime es así y animaros, más que a ver la serie completa, probad a ver la primera temporada... y leer el manga directamente.

Esto se debe a que gran parte de la serie... es una historia completamente inventada. Al menos, su segunda temporada lo es casi al 100% por lo que se puede leer al principio de la wikipedia. Se nota demasiado porque no es que tenga fallos de construcción o de guión, si no que directamente la historia no tiene sentido en muchos de sus capítulos. Que por desgracia suele ser síntoma de que el anime al menos, está metiendo tramas de relleno, por eso a mitad de visualización quise enterarme de qué estaba viendo.

A partir de esa información, pues comprendí entonces qué le pasaba a la primera temporada y es lo que decía anteriormente: buena parte de la historia en esos capítulos, toda la segunda mitad, es cambiada para preparar el terreno para la segunda temporada. Todos los personajes que aparecen se conocerán mejor y todas las tramas que se van abriendo, se desarrollarán después. 

Sin embargo, la cosa no acaba ahí. En plena revisión, me pregunté si la estructura extraña de capítulos podía tener con el manga, que utilice esa narración de forma seguramente más exitosa. Y lo que me encuentro no os va a sorprender... o sí...

¿Habéis visto el anime y no os suena? Es normal. NO SALE

...porque por lo poco que he leído del manga (los dos o tres primeros capítulos), cualquier parecido entre manga y anime es pura coincidencia. 

El desarrollo es completamente diferente, Kaneki tiene poco que ver con lo que has visto, lo poco que he visto de los otros personajes me da que me va a sorprender también... en resumidas cuentas, hay muchas posibilidades de que lea el manga y encuentre con una muy buena historia. No creo que sea difícil si al menos incluye parte de lo que he descrito aquí. Desde luego, el aspecto expresivo y psicológico aparece...

La cara lo dice todo ¿verdad?

Si es así, pues escribiría un comentario en el blog igual que he hecho con el anime


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D