lunes, 20 de marzo de 2017

Mitología y bestiario: el gul

Como hace dos semanas me apliqué muy bien lo de tener mi horario de trabajo (#NO) y he estado con un señor resfriado, pues he decidido adelantar este artículo un poco antes de lo que tenía pensado. Más que nada porque son elemento importante en mi relato de #LaOtraFantasíaMedieval así que tenía el material buscado y casi que sintetizado.

Cabe decir, eso sí, que empecé a buscar información de estos seres a raíz del anime Tokyo Ghoul y simplemente amplíe información cuando empecé a escribir el relato.



Origen y características generales del gul



El gul o guilan (plural) es considerado un monstruo o demonio que se alimentan de cadáveres humanos, motivo por el cual suelen convertir los cementerios y las ruinas en su hogar habitual. Viven en solitario siempre y cuando no estén en celo que en ese caso, se les suele ver con su pareja aunque sean hermafroditas. Si tienen cachorros se vuelven especialmente peligrosos ya que éstos se deben de alimentar de carne fresca y por tanto, cazan humanos.

Además de cementerios y ruinas, se habla también de que son seres del desierto, que se transforman en hienas u otros animales para confundir a los viajeros solitarios y matarlos. También, que existe una variante femenina conocida como ghouleg o algola que sería quién tuviese está capacidad de transformarse.

Como todo, el origen de este ser está en creencias supersticiosas del ser humano. En este caso, de los árabes. Los guilan derivaron de los animales que perturbaban las tumbas de los cementerios y del miedo a morir en el desierto o de una forma de advertir a los viajeros más inexpertos. La primera mención literaria a estos seres se puede encontrar de hecho, en uno de los relatos de Las mil y una noches.

Otros rasgos a tener en cuenta: ¿demonio o no muerto?

Originalmente era considerado un demonio o espíritu maligno dentro de la mitología islámica. A lo sumo, un monstruo necrófago al que se le daban otras características, como la de transformarse en un humano (generalmente mujer) durante el día o en la de transformarse en la última persona que habían devorado. Se les dice inmortales y otros que se les puede matar si sabes donde golpearlos. También que el origen de su existencia está en que son demonios que se revelaron a Alá o humanos que cometieron actos inmorales y se convierten en gul como castigo divino. Incluso que un humano puede transformarse de forma voluntaria en un gul tomando carne humana.

Es posible que hayáis leído sobre este ser definiéndolo como un monstruo no muerto y es correcto, es así en la mitología occidental. Sus rasgos sin embargo son similares al del gul árabe, un ser que se alimenta de personas que acaban de fallecer o de niños, que suelen frecuentar cementerios, viejos castillos o mausoleos donde llevan a sus víctimas. Son feos y apestan. Se les puede ahuyentar con crucifijos o campanas de una iglesia.

Y como os podéis imaginar, esta variante del gul es la que ha ido evolucionando con el tiempo hasta transformarse en lo que hoy en día conocemos como zombies. Por lo que he leído en uno de los enlaces que os pasaré al final, George Romero quería que sus muertos vivientes se les llamase como gul (o ghoul en anglosajón) y no como zombies.

El gul como personaje de ficción: ¿qué hago si lo introduzco en mi historia?


Bien, os gusta este monstruo y os gustaría introducirlo en vuestra historia. ¿Cómo lo hacéis? Aparte de leer un poco más sobre la mitología del gul, podéis echarle un ojo a alguna de las muchas obras en las que salen. Tenéis donde elegir, en uno de los enlaces que os pongo al final hay una buena lista, pero algunas de las que se mencionan, además de Tokyo Ghoul, son: Hellsing, Rosario+Vampire, los Mitos de Cthulhu y otras obras de Lovecraft, Harry Potter (sí que salen, sí) o World of Warcraft.

No hace falta que conozcáis absolutamente todo, pero unas cuantas obras os puede servir para haceros o daros una idea de cómo usarlos y que tipo de gul creáis.

Esto es fácil si os ceñís simplemente al gul original y huis del monstruo no muerto. No me entendáis mal, me gustan mucho los zombies pero también sé bien que hay una cierta saturación de estos seres en la ficción actual, por lo que salvo que sepáis introducir un no muerto de forma diferente, es preferible optar por otras características. Si os empeñáis, Hellsing puede ser vuestro principal referente: los ghoul son zombies que en vida fueron mordidos por un vampiro pero que además, cumplen la ¿curiosa? característica de que no eran vírgenes. Dependiendo de la versión de la historia (porque tenemos un anime poco fiel al manga y unos OVA que sí lo son más), su forma de matarlos es diferente: en los OVA mueren como un vampiro, con golpe en cabeza o corazón o si usas armas de fuego, usando balas de plata.

Creo que os hacéis una idea de cómo conseguir un gul original para vuestra historia. Partid en  todo caso de una idea simple, como puede ser la del monstruo necrófago y luego, tendría en cuenta lo siguiente para salirme del patrón clásico. Son unas pocas preguntas, que podéis tener en cuenta todas, solo algunas o incluso añadir más de las que hay. Ya según lo que os pida la historia ;)

-¿En que hábitat hacen su vida? ¿en lugares abandonados y ruinosos? ¿en cementerios o en el desierto? ¿o por el contrario les gusta más otros lugares? Tened en cuenta que debe de haber un motivo esencial para desarrollarse en ese lugar.

-¿Se alimentan solo de cadáveres? ¿se valen sólo de carne humana o pueden alimentarse también de otros animales y monstruos?

-¿Qué aspecto tienen? Por lo general, yo misma los describí así, tienen una apariencia humanoide pero una manera de innovar sería darles un aspecto muy diferente. Que sean bestias monstruosas o incluso simplemente animales.

-¿Pueden morir? Y en caso de hacerlo ¿cómo se matan? ¿hay que seguir algún método específico?

-¿De dónde provienen? ¿son simples monstruos o son fruto de una maldición, un hechizo o un proceso similar? Esto puede dar mucho juego e influir en el punto anterior, su forma de matarlos. O en la posibilidad de que uno de tus personajes, acabe convertido en un gul.

-En Aquelarre (libro de rol) se menciona que magos y alquimistas hacían lo posible por apresar a uno de éstos para conseguir la piedra negra que contiene uno de sus ojos y en la que se puede observar el porvenir. Puedes utilizar un recurso así para motivar a algunos de tus personajes a ir tras ellos.

En el caso de Tokyo Ghoul deciden tirar por lo más clásico aunque de una manera un tanto particular. Os hablaré detenidamente de esta historia en próximas entradas del blog. Os dejo a continuación las fuentes que he utilizado para ampliar información sobre el gul.

-Aquelarre: en este libro de Nosolorol fue donde leí la primera mención, creo que antes de ver Tokyo Ghoul pero por la diferente manera de escribirlo, no relacioné ideas hasta que pasé por la wikipedia a leer sobre ellos.

-Ciencia de JoseLeg: establece algunos paralelismos con otras culturas a partir de la etimología de la palabra

-Mitos, monstruos y leyendas: habla en extenso del gul y es donde se listan muchas obras donde aparece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D