jueves, 13 de junio de 2013

Saga El Legado-Christopher Paolini

Portada Eragon

Antes de empezar con El Puente de los asesinos, finalicé con una saga que seguía desde hace algún tiempo, la de El Legado: Eragon, Eldest, Brisingr e Inheritance. Cuatro libros de fantasía que, si bien no son una obra maestra, es una saga recomendable de leer. Para lo bueno... y para lo malo.

Legado se centra en la historia de Eragon, un simple granjero del valle Palancar cuya vida cambia al encontrar, mientras cazaba, el huevo de un dragón...bueno, de una dragona, Saphira, que lo convertirá en el primero de la nueva generación de jinetes de dragón

Tal vez conozcáis al menos el primer libro pues se dio a conocer porque Christopher escribió Eragon con quince años y fue un bombazo. Con esta última relectura, para leer Inheritance, he notado más que nunca esa redacción que cualquier escritor tiene en sus primeras etapas. Pero que no impide contar una buena historia. De hecho, la frescura narrativa del primer libro se pierde en los demás, en lo que algunos fans llaman...paginitis. Que consiste en centrarse demasiado en hechos banales o intrascendentes. Usando a veces...o con demasiada frecuencia, el recurso por el que se caracteriza El Señor de los Anillos.

De hecho, como leí en algunas páginas y foros de fans, el principal motivo por el que estos libros pierden puntos, es que se parece demasiado a Tolkien. Y es verdad, intenta parecerse a Tokien sin mucho éxito, haciendo que efectivamente los libros pierdan fuelle. Sin embargo, el libro tiene cosas buenas que se pueden tener en cuenta ya que sólo comete errores graves con el último libro. Errores a a analizar para que, como escritores, nos los cometamos.

Algunos de esos puntos buenos es el desarrollo de la historia de jinetes y dragones o el de su sistema mágico, en base a la cual, desarrolla otros aspectos interesantes de las novelas

(A partir de aquí, habrá muchos Spoilers)


Brisingr-Eragon y Saphira
Brisingr by TomAlbert

La magia como ciencia

No sé si comenté alguna vez que otra que hay tantos tipos de magia como autores que escriben sobre ella. Para Laura Gallego por ejemplo, la magia negra es algo que usa todo lo malvado para crear monstruos; en muchos juegos, la magia negra es la destructiva/elemental y por lo general, usas el denominado maná o poder mágico para usar hechizos; en Harry Potter lo aprenden de libros y usan palabras mágicas y varitas. Y probablemente, el más parecido al que usa Paolini, es Rothfuss en su saga de El Asesino de Reyes.


En ambos casos, la base de la magia es la ciencia. Para Paolini, la magia depende de la energía del mago. Para Rothfuss, la magia depende de la materia y la masa de las cosas. Y por supuesto, el uso del lenguaje como vehículo.

Mala Ciencia explica mejor que yo los aspectos más científicos de los libros. En resumidas cuentas, como he dicho, la magia en El legado, depende del conocimiento del lenguaje antiguo (el nombre de las cosas y lenguaje de los elfos) y de su correcto uso, del uso de la energía (sea del propio mago o de la propia naturaleza) y de la propia persona. Este último punto es un poco confuso pues Paolini da a entender que cualquiera que conozca el lenguaje antiguo podrá usar magia. Pero son pocos los magos que existen en Alagaesia, hasta el punto de que la magia provoque desconfianza entre los demás.
He de decir que es algo que me ha influido desde que leí Eragon pues hasta entonces, no había conocido algo similar y me resultó algo original, que convierte a la magia en algo más mundano. Más natural.
Obviamente, a día de hoy sé que no es la única vía o la única propuesta. Pero desde luego muy válida y es el mayor valor de los libros. Trata y desarrolla muy bien el tema...hasta el último libro...

Al ser la magia como una ciencia y como bien comentan los de Mala Ciencia... los elfos se convierten en científicos. De esta manera, Paolini plantea los conflictos ciencia-religión a través de la clásica rivalidad entre elfos y enanos.
Los enanos son la raza más creyente de toda Alagaesia. Creen en diferentes deidades e incluso llegan a crear una especie de ilusión mágica de una de estas deidades cuando coronan a Orik como nuevo rey enano. Algo que presenciará y vivirá Eragon hasta tal punto, que dudará y se planteará muchas cuestiones existenciales al respecto.

Clases de guerreros (o el desarrollo de personajes)



Eragon-Roran y Katrina
Roran and Katrina by Eumenidi
Estoy ya preparando una entrada sobre los diferentes tipos de guerreros, a cuento de mis notas sobre la novela. Aquí sin embargo me quiero explayar con lo que hace Paolini
Decía antes que el mayor defecto de Paolini como escritor, es la paginitis o el exceso de información intrascendente. Sea en forma de descripciones minuciosas (aunque poco trabajadas), sea dedicarle tiempo y espacio a cosas que luego no aportan nada. O sea en dedicarle espacio a otros personajes secundarios.

Con ayuda de la tercera persona, el escritor te habla de otros personajes de la historia que no son el protagonista: Nasuada, la líder de los vardenos; Roran, el primo de Eragon e incluso a veces, la propia Saphira.


Es algo que pone en práctica desde Eldest y que me parece un recurso muy correcto porque ayuda a conocer y desarrollar personajes relevantes de la historia. Conocer la forma de ser y de vivir de Saphira, ver cómo actúa y crece Nasuada como líder de los rebeldes y sobretodo Roran, no sólo por ser el primo de Eragon si no porque se va fraguando como un personaje muy importante. Es de hecho el típico personaje secundario que consigue una riqueza casi propia de un protagonista. Y en cierto modo se convierte en una especie de contraposición de la figura del héroe.

Digamos que Paolini crea varios tipos de guerreros y entra de nuevo en juego la importancia de la magia. Es algo que se refleja en esta conversación entre Roran y su mujer, Katrina:
-Un guerrero de verdad -repuso ella- no lucha porque lo desee, sino porque debe hacerlo. Un hombre que ansia la guerra, un hombre que «disfruta» matando, es un bruto y un monstruo. No importa cuánta gloria obtenga en el campo de batalla: eso no hace desaparecer el hecho de que no es mejor que un lobo hambriento, que se volvería contra sus amigos y su familia igual que sus enemigos. -Le apartó un mechón de pelo de la frente y le acarició la cabeza con un gesto suave y lento-. Una vez me contaste que la «Canción de Gerand» era tu favorita de las historias de Brom, y que por eso luchabas con un martillo en lugar de hacerlo con una espada. ¿Recuerdas que a Gerand le desagradaba matar y que se mostraba reticente a volver a empuñar las armas?
-Sí.
-Y a pesar de ello, se le consideraba el mayor guerrero de su época. -Le puso la mano en la mejilla, le hizo girar la cabeza hacia ella y le miró con ojos solemnes-. Y tú eres el mayor guerrero que conozco, Roran, aquí y en cualquier parte.
Él, con la boca seca, replicó: -¿Qué me dices de Eragon o… ?
-No son ni la mitad de valerosos que tú. Eragon, Murtagh, Galbatorix, los elfos… , todos ellos marchan al campo de batalla con la boca llena de hechizos y con un poder que supera al nuestro por mucho. Pero tú -le dio un beso en la nariz-, tú no eres más que un hombre. Tú te enfrentas a tus enemigos plantado sobre tus dos piernas. Tú no eres un mago, y a pesar de ello mataste a los Gemelos. Tú eres igual de rápido y fuerte que cualquier hombre, y a pesar de ello no dudaste en atacar a los Ra'zac en su guarida y en liberarme de esa prisión.
Roran tragó saliva.
- Tenía protecciones de Eragon.
-Pero ya no. Además, no tenías ninguna protección en Carvahall, y ¿es que huiste de los Ra'zac entonces? -Al ver que él no decía nada, continuó-: No eres más que un hombre, pero has hecho cosas que ni Eragon ni Murtagh hubieran podido hacer. Para mí, eso te convierte en el mayor guerrero de Alagaësia… No puedo pensar en nadie de Carvahall que hubiera llegado a tal extremo para rescatarme.
-Tu padre lo hubiera hecho -dijo él.
Roran sintió que ella se estremecía.
- Sí, él lo hubiera hecho -susurró ella-. Pero nunca habría sido capaz de convencer a otros de que lo siguieran. -Katrina apretó el abrazo-. Sea lo que sea lo que hayas visto o hayas hecho, siempre me tendrás.


Por un lado están los elfos o los jinetes de dragón. Luchadores que debido a sus capacidades mágicas, son guerreros más sobrenaturales: más fuertes, veloces y ágiles que los humanos o los enanos en la lucha cuerpo a cuerpo. También se nota en Eldest cuando Eragon entrena con los elfos, antes de que los ancestros de los dragones le regalen nuevas capacidades.
Después, por supuesto, está la magia. Además de guerreros, son magos y eso les da aún más ventajas que a otros guerreros.


Por otro lado, como dice Katrina, están los guerreros como Roran. Hombres y mujeres normales y corrientes. Muchos sin una preparación adecuada para ser soldados. Simplemente se han hecho a la guerra por supervivencia. Y sólo cuentan con su experiencia, determinación y fuerza para ganar.
Roran además tiene grandes dotes de líder, es un gran estratega y muy inteligentes. Va escalando peldaños entre los vardenos batalla, tras batalla, ganándose el respeto de todos. Es algo más que el primo de Eragon.

Sin embargo, como comentaba antes... una cosa es hablar de estos personajes y tratar estos asuntos o los asuntos de política con Nasuada. Y otra cosa es pasarse de rosca...

Cómo cambiar el final de la historia o hacer la de Rowling

Eragon-Arya y su dragón Finnen
The Green Rider by ElizaLento
Yo soy una de esas seguidoras de la saga Harry Potter a la que no le gusta ni un poquito el final de la saga. El séptimo libro es un despropósito tras otro en un intento fallido por cambiar una historia que ya no podía cambiar y salvar al personaje principal de la historia.

Es una mala costumbre que se está poniendo de moda últimamente. Christopher Paolini lo hace con Inheritance (Legado) y Masashi Kishimoto lo está haciendo ahora con Naruto. El último tiene una pobre excusa: editorialmente se le pidió alargar la historia y el autor ha hecho todo lo posible por hacerlo sin joder mucho la historia... aunque al final, en los episodios finales... esté quedando bastante mal. Paolini sin embargo, como JK Rowling... quiere seguir viviendo del cuento.


Hasta un determinado capítulo de Inheritance, los libros siempre han tenido una estructura coherente y casi casi, previsible. No es algo negativo si no llega al límite del aburrimiento y en este caso no ocurría así. Es peor la paginitis...

Entonces llega ese capítulo en el que te encuentras con la primera incoherencia...

Eragon, tras la primera batalla con los vardenos, parte con los elfos a Du Weldenvarden para continuar o empezar su verdadera formación como jinete. Allí conocerá al último jinete y dragón vivos: Oromis y Glaedr. Ellos los forman en todo: en combate, en conocimiento, en comprensión del vínculo jinete y dragón, en historia... Esto se detalla casi al completo en Eldest, el segundo libro.

En el cuarto, en plena crisis por el secuestro de Nasuada, Eragon habla con Solembum para que le hable de los consejos que le dio tiempo atrás en la tienda de Ángela. Es el momento apropiado para saber de la Cripta de las almas. Tras un momento de confusión y duda con el libro en el que se encuentra la información sobre la misma, resulta que Glaedr no sabe nada de ella aún estando situada, supuestamente, en la ciudad donde vivían los jinetes y los dragones.
En principio, es algo que te choca muchísimo porque se supone que él y Oromis saben muchas cosas, más de ese lugar en concreto -hacen gala de ello en Eldest- y que no conozcan nada de ese lugar ni en ese momento de la historia, ni cuando Eragon les cuenta sobre la Cripta y el árbol Menoa en Brisingr... pues te preguntas si al final, a última a hora, el escritor se va a caer con todo el equipo.
Páginas después da una explicación... aceptable. Un posible hechizo mental que impide que nadie pueda recordar el nombre del lugar, a menos que seas el nuevo jinete.

Qué es la Cripta de las almas y qué se encontrará Eragon allí, se sabe desde el mismo momento en que Oromis y Glaedr les cuenta a él y Saphira qué son los eldunarís o corazón de corazones, en Brisingr: digamos que unas piedras mágicas donde se conservan las almas de los dragones, haciendo que, una vez muera su cuerpo... su mente perdure en el mundo dentro de ese cristal. Más cuando ambos parten también a la batalla y ambos mueren... quedando solo el eldunarí de Glaedr.
Entonces, es lógico pensar por el nombre, que en la cripta hallarán eldunarís que no hayan caído bajo el yugo de Galbatorix y que con ellos en su poder, Eragon podrá hacer frente al tirano.
Como he dicho, el libro es en cierto modo algo previsible porque está bien estructurado, dentro de lo que la paginitis permite. Sabes lo de la Cripta...como sabes bien que el último huevo de dragón a rescatar... es un macho y su jinete sería Arya.

Es perfecto porque ¿qué mejor forma de que haya una nueva generación de dragones y jinetes? El destino de Murtagh se conoce desde el momento en que aparece con Espina y parece muy remoto que Espina y Saphira ayuden con ello.
Por la profecía que hace Ángela en Eragon, se sabe que al final acabará teniendo un romance con Arya. El impedimento que ella ponía, pese al feeling que tenían, es que no quería que Eragon se distrajera de sus labores como jinete. Si ella se convierte en jinete de dragón, ese obstáculo dejaría de existir. Si encima su dragón es macho... es muy apropiado ¿verdad? ¿qué mejor final para la saga que ése?

El problema es, que si lo he llamado “hacer la de Rowling” es por el cambio que introduce Paolini en este punto de la historia del que estaba hablando.

Encuentra la roca de la cripta y para entrar a ella... deben revelar su nombre verdadero.
Este es otro punto que no me ha gustado: en Eragon se da suma importancia al asunto del nombre verdadero, el que uno tiene según el lenguaje antiguo. Durza le pregunta a Eragon por él y se entiende que Galbatorix lo quiere saber para poder dominarlo. Teniendo esa importancia, te imaginas que será un proceso más lento. Diferente. Y resulta que se ven forzados a saberlo en apenas tres días. Como es para entrar en la Cripta de las almas... pues lo olvidas.

Bien ¿y qué encuentran en la cripta? Pues lo que he dicho: bastantes eldunarís................y huevos de dragón.
Y entonces llega el momento que no terminas de creerte: son los eldunarís de los dragones de la generación de Glaedr e incluso más mayores. Al parecer, el motivo por el que no recuerda él nada, es que llevaron allí huevos de dragones y eldunarís, antes del ataque de Galbatorix y para que nadie pudiera revelar la información, de ser capturados... lanzan un hechizo para olvidar.
Bien ¿y que hacen los eldunarís allí abajo? Pues por lo visto, actuar a modo de pequeños dioses, afectando al curso de los sucesos haciendo pequeñas acciones aquí y allí, usando todo su poder.
Lo puedes entender, los dragones son los seres más poderosos que existen en Alagaesia. Siendo tan ancestrales y unidos... pueden hacerlo, sí... pero debido al transcurso de la novela, a partir de aquí... pues queda como algo metido con calzador en la historia, ya que en ningún momento el autor insinúa la posible existencia de poderes ancestrales...
Eragon se lleva los eldunarís, dejando cinco alli abajo por si fracasara en su misión... aún quedara esperanza para los dragones.

Ya a lo largo de esta novela, ese cuidado que se tenía con respecto al uso o incluso abuso de la magia, que se tenía en las novelas anteriores... se va perdiendo bastante... y con los eldunarís se olvida casi por completo. Parece que los eldunarís se convierten en una especie de comodín para Eragon, dejando un poco de lado todo el aprendizaje que había tenido anteriormente.

Aprendizaje al que por cierto, se le dedica casi un libro al completo...

Aprendizaje que queda tirado por la borda, al llegar el momento culminante: el enfrentamiento con Galbatorix
Sabes de sobra que él no está preparado aún pues Oromis y Glaedr se lo dicen a ambos en múltiples ocasiones: están aprendiendo en poco tiempo lo que se aprenden en años. Y Galbatorix lleva un siglo acumulando poder.
No sólo eso sino que además descubrimos que ha averiguado lo que denominan el Nombre de todos los nombres: el nombre de la magia. Con el cual, todas las barreras de la magia se van al cuerno. Todo lo visto a lo largo de los libros pierde importancia así, lo mismo que la importancia del conocimiento del verdadero nombre.
Cuando en Brisingr un Ra´zac le dice a Eragon que Galbatorix está a punto de encontrar el nombre, una piensa que se refiere al de Eragon. Al fin y al cabo, no lo quiere matar porque quiere que trabaje para él. Y lo más fácil es hacerlo con el conocimiento del nombre verdadero, como había hecho con Murtagh. Se ve que no...

Se plantea entonces una perspectiva muy negativa del combate. En este punto te acuerdas de la predicción de Ángela, que le decía que se marcharía de Alagaesia. Piensas que el no vencer a Galbatorix... él deba irse.
Sin embargo, el final de este enfrentamiento y casi de la historia... sucede de una forma... a lo mejor no inesperada, yo lo encuentro apropiado... pero sí es decepcionante. No es épico. No hay enfrentamiento entre dragones. Es efectivo y apropiado... pero con tres libros y tres cuartos a sus espaldas, expectantes ante el encuentro... esperas cualquier otra cosa.

Después... pues una serie de capítulos-epílogos para cerrar la historia... o no.

En estos capítulos, se sabe quién es el nuevo rey... reina... cómo van manejando los conflictos que van surgiendo... quién es la nueva soberana de los elfos... y quién es el jinete del dragón que tenía Galbatorix en su poder. Que como he dicho antes y se sabía... es Arya. Y su dragón es Firnen. Arya se presenta ante Eragon y Saphira primero (la cual no pierde el tiempo...) y luego ante Nasuada.

Todo hubiera sido perfecto si no es por lo que he mencionado más arriba: los huevos de dragón.

La nueva labor de Eragon y Saphira es la de buscar un nuevo lugar para criar y entrenar a los futuros dragones y jinetes, pues Vroengard, como ellos mismos comprobaron, no está ya en condiciones para asentarse de nuevo allí.
Como no quieren provocar recelos, envidias ni confrontaciones entre las diferentes razas... pues no encuentran una ubicación adecuada. Entonces la mejor idea que se les ocurre... es marchar de Alagaesia y no volver. A las tierras lejanas y desconocidas al otro lado del mar. Al más puro estilo Señor de los Anillos, sí.

Fanart Eragon-Nueva generación de jinetes de dragón
New Generation by Eumenidi
¿El motivo? Pues porque sí, no encuentran otra solución y no entran a razones. Peor aún y me provocó una indignación que no dejé el libro porque ya estaba acabando: porque lo dijo Ángela.
Cuando lo leí pensé ¿de verdad? ¿me estás hablando en serio? ¿y esto es una novela seria? ¿qué clase de excusa es esa?

Cualquiera que lea ficción, sabe cómo funciona el tema de profecías, predicciones, etc, etc. Un gran ejemplo es precisamente Rowling y Harry Potter. Se sabía que él debía de morir pero... hizo una treta bastante mala para no cumplir la profecía.

Bueno, pues Christopher Paolini lo hace al revés: como el planteamiento que había hecho de la novela, lo ponía fácil para que no tuviera que ocurrir necesariamente... pues vamos a cambiarlo todo.

No es sólo por todo lo que he argumentado antes. El mismo nombre de la Cripta de las almas, lo dice todo, es de cajón: allí Eragon y Saphira encontrarán eldunarís. Almas. Mentes. No huevos. Si no, la cripta habría tenido otro nombre diferente. De la esperanza. De la luz. De los dragones...

¿Y todo para qué? Para poder continuar la historia. Y no es que lo diga o intuya yo, el autor lo dice al final del libro, en su nota de agradecimiento y comentarios varios. Que dejará la historia descansar un tiempo, escribirá otras cosas, pero que muy probablemente la retome. Dice que para escribir sobre personajes que no tienen que ver con el protagonista pero creo que lo dudo mucho...Al final sabremos de Eragon de alguna forma u otra porque tal y como queda la historia... dejarlo así es casi un crimen.

Eragon se va. Ni siquiera Arya lo convence. Ella no puede dejar sus labores como reina de los elfos... pero él, ni cambia de idea... ni tiene en cuenta a Arya. Que esa es otra, ella es un jinete y tiene la misma responsabilidad que él con respecto a los huevos. Pero queda en segundo lugar.

Por no hablar de otra metedura de pata que hace que la excusa de los huevos pierdan toda la credibilidad.
Para garantizar que los úrgalos se olviden de su alianza con las otras razas y evitar más guerras y ataques, Eragon hace dos cosas: una es que los enanos organicen juegos con los úrgalos, para el asunto del honor y el nombre entre las tribus; otra, para garantizar esa paz... es cambiar el pacto y hacer que se cuenten con todas las razas para que los dragones elijan a su jinete. Humanos, enanos, elfos y úrgalos.

Es muy bonito pero de esta forma, el motivo por el cual Eragon se va, pierde todo sentido: si concedes a todas las razas la posibilidad de tener a su propio jinete ¿qué más da entonces donde ponga o lleve los huevos y donde entrene a los futuros dragones y jinetes? A todas las razas las has favorecido con esa gracia y creo que lo último que desearían es enviar a sus jinetes a tierras desconocidas por la simple idea peregrina y absurda de Eragon.

Así que nada... después de hacer esos arreglos para que haya un mundo mejor, se marcha a tierras salvajes. Sin tener nada con Arya (ni un casto beso, algo que ha indignado a muchos seguidores xD), sin saber si Saphira trae a un pequeño dragón en camino y sin saber tan siquiera, qué hay en dichas tierras pues la historia acaba al llegar. Nada más. Un final abierto y perspectiva de nuevas aventuras. Pero a costa de echar por tierra muchas cosas de la historia.

Conforme vas llegando al final del libro, te planteas posibles explicaciones a este cambio. A los errores. Piensas que es imposible, que después de casi cuatro libros, vayas a cometer errores de estructura y/o argumento. Cuando llegas a escribir el último libro, lo tienes ya casi todo resuelto. Sabes lo que vas a escribir. Sabes cómo va a terminar la historia. Al fin y al cabo, es tuya.

Es cierto que las historias tienen vida propia, más cuando llevas tanto tiempo con ella y a veces, conforme la escribes... pueden dar un giro por sí mismas, hacerte replantear la historia.
Y es cierto que desde el primer libro, se sabía que había muchas posibilidades de que se cumpliera la profecía de Ángela y que Eragon tuviera que dejar su tierra. Algunos excusan el final con eso.

El problema es que todo apuntaba a otro final muy diferente: la futura generación de dragones dependía de Saphira y Firnen. De hecho, si Arya y Eragon hubieran marchado juntos, creo el final no habría sido tan desastroso. Habría sido más creíble. No hubiera quitado que sigue siendo algo muy forzado pero hubiera quedado más mitigado.
Incluso antes de leer la nota final, te acuerdas de toda la paginitis y piensas que ya que pensaba escribir un inesperado cuarto libro (pero ojo, necesario por cómo desarrolla Brisingr), que por lo menos lo hubiera aprovechado para encajar todo mejor. Y no dedicarle cuatro capítulos a la sola conquista de una ciudad, por ejemplo. Sí, para gloria del personaje de Roran, pero prefieres menos capítulos a eso y más a lo más importante de la historia.

Sólo que ahí está esa nota y esa intención de seguir con la historia. Y con casi seguridad, con Eragon por mucho que él diga que no...

¿Por qué? No sólo por el final tan desastroso si no porque con cualquier otro final, tenías la posibilidad de seguir con la historia con otros personajes que no fueran los ya conocidos. Con o sin huevos de por medio, iba a existir una nueva generación de jinetes. Muchos o pocos, sean descedencia de Saphira y Firnen o no... iban a haber jinetes nuevos y por tanto, nuevas historias que contar. Sea con novelas nuevas o sea con libros de relatos, pues no sé si la historia da para mucho más...
Entiendo que escribir este tipo de historias y más tan largas... te marquen. No hablo de fama sino del tiempo que le dedicas y el espacio en tus pensamientos que ocupan. Siempre cuesta despegarte de todas tus historias pero imagino que de éstas, mucho más.
Pero también te debes a tu propia historia y a tus lectores. Hay que ser fiel a lo que uno ha planteado y seguir adelante con ello, no cambiar sobre la marcha como se hace últimamente. Es preferible ponerle un punto a la historia... sea final, o sea un punto y aparte. Pero lo que hayas venido a contar, lo cuentas y terminas. Después, a otra cosa. O a su debido descanso mental. Y una vez haya pasado un tiempo, pues decides qué haces, si sigue la historia o no.

Claro que bien se sabe que muchas veces los intereses de las editoriales suelen estar por encima de los deseos del escritor. Si quieren exprimir la gallina de los huevos de oro, lo harán hasta que no dé más de sí.
O bien que sea el escritor el que así lo desee...

En cualquier caso, no importa porque creo que el resultado es el mismo. El libro, como he dicho al principio, lo recomiendo para leer... siempre y cuando no te importe sentirte como te sientes al terminar Harry Potter...

2 comentarios:

  1. estoy en desacuerdo, el final fue bueno, nada de romanticismos que vivieron felices para siempre, Eragon al ser el primer jinete de dragon tiene la responsabilidad de devolver a los jinetes a su antigua gloria, y alejandose de Alagaesia podia hacerlo sin causar problemas entre las razas, permaneciendo en un lugar neutral.
    los jinetes tienen que ser instruidos para que crezcan con conocimiento y tengan la fuerza para enfrentar lo que sea necesario, si eso no importara, y un jinete urgalo se enfrentara a uno elfo, el jinete urgalo perderia facilmente devido a que los elfos tienen mayor conocimientos sobre magia y combate fisico y mental, por eso la razon de que todos los jinetes nuevos viajarian a Ellesmera y despues a donde Eragon se encuentre.
    Arya es la reyna, no hay otra cosa que decir, tiene mas deber con su pueblo que con los jinetes de dragon, pero podria decirse que es el enlace entre Eragon y Alagaesia, respecto a Murtagh y Nasuada tambien pense que teminarian juntos, algo asi como un pequeño parrafo al final del libro dijera "Nasusada desaparacio un dia y fue sucedida en el trono de Alagaesia por Jormundur."
    Claro que deja posibilidades para una siguiente novela, y eso para mi parecer es bueno, pero coincido que lo mejor seria dejar al personaje de Eragon, y continuar por otro lado, talvez sacarle mas jugo a la Caida de los Dragones, pero bueno, habra que esperar a ver que es lo que hace Paolini

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, tiene su lógica. A mí lo que me parece mal es la forma en la que ha llegado a ese final. Lo que más motiva a Eragon a irse, no es su responsabilidad como jinete si no que es "la profecía" de Angela. Es cierto que no encuentra sitio y que en la tierras lejanas, sólo se dedicará a formar a los jinetes. Pero en el momento en que dice lo de la profecía, parece que el verdadero motivo de peso es ese y no otro. Y sí, la profecía está ahí pero queda como muy metido con calzador. Igual que muchas otras que ha forzado en este libro para poder él tener su continuación de la historia. Estoy de acuerdo contigo en que debería dejar al personaje pero sé que no lo hará, que ocurrirá como con Rowling, que tenía mucho que hacer con la historia de los Merodeadores y al final tiró por la peor vía.

      No esperaba tampoco un final romántico. Hay de hecho algún final alternativo al respecto muy bueno, que no es romántico pero sí mucho más esperanzador. Muchos (y yo también) habrían esperado que al menos los dos hubieran echado un polvo (hablando pronto y mal), que después de tantas vueltas que han dado, que menos que darse un homenaje xD.

      Y sí, Arya es reina de los elfos pero también jinete de dragón. Debe gobernar un pueblo pero es tan responsable como Eragon del futuro de los jinetes. Ellos dos y Murtgah son los primeros jinetes de la nueva generación de dragones y como digo, la responsabilidad es compartida. De hecho, es más mayor que él, tiene más experiencia y más conocimiento. Recuerdo cierto pasaje en el que Eragon le pidió que le enseñara algo en concreto (no recuerdo ahora qué) y Arya le dijo que eso se lo debía enseñar Oromis Evidentemente, con los eldunaris, Eragon finaliza su formación pero hace que el hecho de marcharse y aislarse por completo del exterior, sea absurdo.

      Eliminar

Los comentarios serán moderados a partir de ahora, sean pacientes si no lo ven publicados de inmediato.Rogaría no hacer demasiado spam en los mensajes, ni insultos, ni groserías, etc, etc. Por lo demás, todos los comentarios serán bienvenidos y muy agradecidos por servidora :D